jueves, 4 de diciembre de 2014

VOLUNTARIADO Y COMPROMISO SOCIAL.

Día Internacional de Voluntariado 2014
5 de Diciembre
De siempre la humanidad
Por Miguel A. Díaz

SER VOLUNTARIO, HACER VOLUNTARIADO, ES  “DEJAR DE SER INDIFERENTES, ES RECUPERAR EL PROTAGONISMO DE NUESTRA VIDA, RECONOCER EL ROSTRO DEL AMOR Y SER COMO UNA PIEDRA LANZADA A UN ESTANQUE CUYAS ONDAS LLEGAN A TODAS SUS ORILLAS”. (Lange Aguiar http://langeaguiar.blogspot.com.es/)

Pero el voluntariado necesita de estímulos visibles para reconocerse e identificarse con lo que hace.  Necesita superar la más difícil de las tareas en su compromiso solidario y es  romper con la  indiferencia en su entorno; superar la frialdad de la realidad  en la que se mueve y la sinrazón en la que otros muchos seres humanos se asientan y justifican su vida  llena de desamor o carente de la emoción  de sentir que el otro es otro yo que se construye conmigo.

Lo que más daño hace al amor no es el odio, del que siempre nos han dicho que es su antagónico, es la indeferencia:

La indiferencia de los que creen que no se puede hacer nada para construir un mundo mejor, mas igualitario, basado en la justicia social y fundamentado en el concepto de humanidad globalizada: todos iguales, pero diferentes.

La indiferencia de los que piensan que es imposible cambiar este mundo de poder y desigualdad porque “carecen de medios” para hacerlo.

La indiferencia de los que sienten que no va con ellos el hambre y la muerte cada cuatro segundos, de un niño/a menor de cinco años en la tierra por falta de alimentos, de los inmigrantes que mueren queriendo alcanzar el “paraiso”, de los desplazados por los conflictos bélicos, de los que mueren cada día a manos de los fundamentalistas religiosos…

La indiferencia de los que piensan que son los demás, los gobiernos, los estados, o las organizaciones internacionales, las que tienen que cambiar las cosas.

La indiferencia de los que se dan la vuelta cuando hay una manifestación reivindicando más democracia, más solidaridad, mas sostenibilidad en el planeta, la mejora de las condiciones medioambientales,  el cambio del sistema económico por uno más solidario y justo…

La indiferencia de los que se ponen corazas y gafas para no sentir ni ver lo que acontece a su alrededor y así no enamorarse de la puesta de sol, no alegrarse de las estaciones del año, no sentir la necesidad de dar las gracias por respirar cada mañana, no descubrir la mano alargada de los que piden pan al doblar cada manzana o una vivienda donde dormir o un empleo para pode r vivir dignamente.

La indiferencia de los que no buscan sonreír, de los que no pueden ni quieren abrazar o ser abrazados, de los que no saben perdonar o perdonarse.

La indiferencia de los que no ponen medios para crecer, para descubrirse, para sentirse, para saber quienes son de verdad y el papel que, él, ella o los demás, juegan en este mundo y que a  aquellos que necesitan de un abrazo ofrecérselos por que ellos también  son nosotros.

La indiferencia de no reconocer el dolor, el sufrimiento, la enfermedad, la dependencia … aportando  acción corresponsable  como parte de nuestro aprendizaje humano  con el entendimiento y la sabiduría de que todo ello  se puede superar ya que mucho de ese dolor es el producto de nuestra proyección egoísta, insolidaria y competitiva.

La indiferencia  de los que no buscan, no se molestan en compartir, no se preocupan de la tierra, no se interesan por la política, les da igual las guerras (quedan lejos) , se callan ante las injusticias o se insensibilizan ante  el quebranto del planeta por una economía basada en el consumo,  en  las industrias de la muerte o la explotación abusiva de los recursos de la tierra.

Día del voluntariado. Un día,  un momento, una oportunidad…para reconocer que también cientos, miles,  millones de seres humanos en  este planeta están dando lo mejor de sí mismos para que la indiferencia no lo ocupe todo, sino que lo vaya colonizando  el amor y la conciencia de que todos somos hermanos y miembros de la familia humana que habita en un hogar llamado Tierra.

…VOLUNTARIOS DEL MUNDO
Y SOLIDARIOS DE LA PAZ Y EL AMOR
SOMOS
AL PROYECTAR LO MÁS NOBLE DE NOSOTROS MISMOS...
¡IDEA ROMÁNTICA
PERO ETERNAMENTE BELLA!
CAMINAMOS JUNTOS, A VECES SIN VERNOS,
SINTIÉNDONOS UNIDOS CODO CON CODO
FORMANDO PARTE DE UN MISMO CUERPO,
DE UNA MISMA IDEA, DE UN MISMO PROYECTO
...
                                                                                                                                                                       (Miguel Díaz-Lange Aguiar)